Vida y Obra de Antonio de Torres

Vida y Obra de Antonio de Torres (1817 – 1892)

Han pasado 111 años de la muerte de quien es considerado como el creador de la guitarra moderna, en torno a él se han ofrecido infinidad de pláticas, se han escrito la misma cantidad de artículos, y también un libro sobre su vida y su obra, el cual arroja una gran cantidad de información, dicho libro lo firma el reconocido guitarrero español José Luis Romanillos Vega. Seria muy larga la lista de los personajes de la guitarra que se han referido o investigado a Don Antonio de Torres, tanto interpretes como constructores y compositores.
Para entender mejor los aportes que Torres hizo a la guitarra es necesario ubicarnos en el momento histórico de la guitarra a principios del siglo XIX, momento en que vuelven a entrar en escena grandes virtuosos del instrumento, que desde entonces tiene la doble vertiente de instrumento popular y de concierto.
Ya hacia 1800 se conocían en España las guitarras de seis cuerdas, auque las de seis ordenes perduraran aproximadamente hasta 1830. Durante este periodo se establecieron definitivamente ciertos aspectos de construcción propios de la  guitarra moderna. Como son el varetaje en forma de abanico, el diapasón sobre la tapa, el puente se modifica añadiéndosele la cejilla o cejuela con el fin de darle mas tensión a las cuerdas (invento que es atribuido a Dionisio Aguado (1784 1849) en su “Nuevo Método de 1843″), se adoptan los clavijeros mecánicos o maquinarias y se modifican las plantillas y los adornos. Se dice también que para esas fechas entraron de moda en España las plantillas francesas y los adornos de marfil y nácar al estilo de aquel país, y esto se cree que fue posible por la estancia en Paris de los dos guitarristas españoles mas distinguidos de la época Fernando Sor (1778 1839) y Dionisio Aguado (1784 1849). Lo cierto es que ambos conocieron muy bien las guitarras del francés René Lacote, las cuales Sor aconsejaba y sin duda Aguado tocó.
Además de todos estos cambios en la guitarra, se sabe también por el dictamen de la junta de calificación sobre las guitarras presentadas en la “EXPOSICION PUBLICA DE LOS PRODUCTOS DE LA INDUSTRIA ESPAÑOLA DE 1841″ del huso del tornavoz en las guitarras de Antonio de Xemena, de Barcelona, e incluso se habla de una guitarra con dos tornavoces. Todo lo anterior obedece a la búsqueda activa en la acústica de la guitarra, que daría como resultado la consolidación de los modelos de guitarra en los que se basan tanto la clásica o de concierto como la de flamenco, llevada a cabo por Antonio de Torres.
Antonio de Padua, Pedro Cayetano de Torres Jurado, nació el 13 de Junio de 1817 en la Cañada de San Urbano en Almería, sus padres fueron Juan Ramón de Torres García y María del Carmen Jurado García, ambos nacidos en Níjar. La Cañada de San Urbano era un pueblo pequeño de unas 100 familias, se sabe que la familia Torres se movió a otro pueblo de Almería llamado Vera, y que ahí se formó Antonio como carpintero y asistió a la escuela, al gremio de la carpintería se ingresaba como aprendiz aproximadamente a los doce años de edad y dicha formación duraba entre cinco y seis años y para 1835 Antonio es aceptado como “Maestro Carpintero” en el gremio, de esa ciudad. Es ese mismo año Antonio contrae matrimonio con Juana María López de 13 años de edad. Apenas unos meses después de haber regresado del ejército en el cual estuvo desde marzo a octubre de 1834, pocos meses porque gracias a la insistencia de su padre fue declarado no apto para las actividades militares. Así que una vez unido a Juana Marta regresan a instalarse a La Cañada de San Urbano. Con el nacimiento de su primera hija en 1836 llegaron tiempos difíciles para la joven pareja. Antonio es obligado a efectuar muchos pagos gremiales y de impuestos obligatorios por la corona real a consecuencia de la guerra, así como la renta de su casa. A consecuencia de esto en 1939 se le confiscan maderas y herramientas. En ese mismo año nace su segunda hija Josefina María, quien muere en 1842, año en que nace su tercera hija y muere al año siguiente., y en 1845 muere su esposa Juana María., víctima de tuberculosis a los 23 años de edad. Celebrado el funeral de su esposa, Antonio deja al cuidado de la familia de ella a su primera hija y se instala a vivir en la Real Ciudad de Sevilla.
Se cree que Antonio hizo su primera guitarra entre 1836 y 1842 y otra versión dice que por 1850 en Granada con el guitarrero José Pernas, si bien es cierto que Torres conoció a Pernas, las fuentes no dejan claro su aprendizaje en esa ciudad, por el contrarío también se sabe que conoció a otros guitarreros en Sevilla y Vera donde sí esta claro que paso el período de 1845 a 1866, además de que las influencias técnicas que tienen sus guitarras se aproximan mucho mas a las guitarras de Francisco Sanguino, José Pagés de Cádiz y Sevilla respectivamente, así como a las de Manuel Gutiérrez de Sevilla y a las de Antonio Jiménez de Soto de Vera, quienes estaban activos por el año de 1845.
Torres llego al arte de la construcción de la guitarra sin los prejuicios que el gremio de los violeros venía arrastrando por mas de tres siglos de existencia, llega libre como espectador y no como participante, porque el no había recibido la herencia que pasa maestro al aprendiz. Antes de que Torres hiciera su aprendizaje como carpintero, al aprendiz de guitarrero se le obligaba a contratarse legalmente con un maestro por periodos entre tres y siente años. Al inal se podía establecer como miembro individual del gremio, pasando un examen de suficiencia profesional ante los veedores del mismo gremio. Estas imposiciones terminaron definitivamente en 1834 dejando libertad a todo aquel artesano o artista que quisiera profesar un oficio, sin necesidad del examen obligatorio, por lo tanto Torres se encontró libre para ejercer su vocación.
Cuestiona los preceptos vigentes y al estudiarlos da paso a una nueva interpretación que resultaría en el desarrollo de la guitarra moderna. Recogió de las guitarras de sus predecesores los rasgos órgano lógicos mas sobresalientes, entre ellos el “varetaje” que se encontraba todavía en las ideas ya introducidas en la construcción de guitarras en el siglo XVIII.
Veremos ahora algunas de las ideas y variantes aplicadas por Torres que difieren de las tradicionales y que tipifican sus guitarras.
Barras armónicas transversales paralelas.
Uso de contrafajas o cintas corridas en vez de dientes o peones individuales para los fondos o tapas.
Implantación del sistema radial de varetaje de siete varetas mas dos diagonales.
Aperturas en la barra armónica y extensión de las varetas.
Introducción y sistematización del uso del tornavoz.
Uso de peones en lugar de orquetas para soportar las barras transversales.
Arqueamiento flotante de la tapa.
Aunque como dijimos antes, Torres llegó a Sevilla en 1845, poco se sabe de sus actividades entre su arribo a la ciudad y el año de 1854, sin embargo en una de las guitarras que se conservan de ese año aun es evidente que Torres se encuentra en proceso de aprendizaje técnico. Aunque se sabe que ya para entonces tenía amistad con el guitarrista Julián Arcas (1832 1882) quien logro influirle para continuar de tiempo completo en la guitarra. Sin duda el desarrollo técnico de Torres se dio a grandes pasos pues para 1856 construyó su legendaria guitarra “La Leona” precisamente para Julián Arcas, esta guitarra es una de las primeras en las que usó el tornavoz, este es uno de los periodos mas creativos e intensos de la llamada primera época de Torres, como se puede ver en la guitarra denominada “Cumbre” en ella Torres hizo una excelente ejecución técnica, en los motivos ornamentales, con dicho instrumento obtuvo la medalla de bronce en Sevilla en 1858, y en 1859 hizo una guitarra para Miguel Llobet (1878 1930 y en 1864 construyó la primera guitarra para Francisco Tárrega (1852 1909).
De su segunda esposa Josefa Martín Rosado con quien contrajo matrimonio en 1868 nacieron cinco hijos.
Por 1869 70 Torres decide moverse nuevamente y regresa a Almería, dicha decisión seguramente fue tomada por el poco dinero que recibía, así que decidió poner un negocio de loza y cristal, la depresión económica general de la España de esa época obliga también a Julián Arcas a instalar un negocio de harinas y cereales.
Torres se mantiene retirado de la guitarra hasta 1875, desde ese año hasta 1883 produce aproximadamente seis guitarras por ano y de 1883 a 1892 doce guitarras por año, esa fue la llamada segunda época.
Acerca de las maderas que usó Torres para sus guitarras, sabemos que las que mas utilizó son el Ciprés (7 17), Palosanto de Brasil (6 11), y el Maple (además hizo algunas guitarras de Caoba (2 3), Algarrobo (1), Cerezo Caoba (1) y la famosa guitarra con la caja hecha de papel maché (1).
Para la tapa siempre uso Abeto (Abies pinsapo), y para los brazos siempre usó Cedro rojo.

Abel García López

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s